Despertando Gigantes: La carta de presentación

Ya está aquí el Segundo programa de Despertando Gigantes, en el que hablamos de la Carta de Presentación, no te lo pierdas

http://www.ivoox.com/despertando-gigantes-la-carta-presentacion_md_4344103_wp_1.mp3″

Ir a descargar

Primer Programa de Despertando Gigantes

despertando gigantes

Un grupo de amig@s hemos decidido crear un podcast de empleo, desarrollo personal y recursos humanos.

He de decir que planificar, debatir y crear el programa es algo muy divertido y se aprende mucho.

Espero que les sea útil

Este es el primer programa y en el hablamos sobre El Currículum

Les dejo el enlace, pueden escucharlo ahora o descargarlo y oírlo luego:

http://www.ivoox.com/despertando-gigantes-el-curriculum-vitae_md_4218302_wp_1.mp3″

Ir a descargar

Mis primeros pasos como Autónomo

Artículo publicado el 31 de Enero de 2014 en Enbuscade

“Post emprendedor” para Álvaro Cabrera (Psicólogo y Coach)

31 enero, 2014, por Xiomara Méndez

Hoy damos los “buenos días” con un post emprendedor … y mira que los echábamos de menos!!! En esta ocasión se trata del compañero Álvaro, que tanto contenido de calidad aporta a este espacio, quién ha tomado las riendas de la emprendeduría… Aquí le dejamos su testimonio:

“Me llamo Álvaro Cabrera y soy psicólogo.

Antes que nada me gustaría aclarar una cosa, un psicólogo no es un amigo que te escucha en la cafetería, un señor que echa las cartas, ni alguien que trabaja exclusivamente con “locos”. Un psicólogo es un profesional que durante años estudia el comportamiento humano. En la vida es normal que las personas tengamos nuestros momentos buenos y malos. Quizás tienes un problema, o quieres lograr unos objetivos que siempre parecen distantes o que no consigues mantener. En estos casos ¿quién mejor que un profesional para que te asesore y acompañe en un proceso de mejora?

Actualmente y debido a la falta de ayudas económicas a muchas organizaciones no hay ofertas para el puesto de psicólogo y en otros casos piden la titulación de psicólogo para que luego trabajes en una categoría laboral que no te corresponde (esto pasa en casi todos los trabajos). Después de años pasando de una empresa u organización a otra y realizando sesiones de psicología de forma voluntaria en la Cruz Roja, decidí que si en estos tiempos no se ofrecen oportunidades yo me iba a crear las mías.

Ahora soy un profesional autónomo y tengo un despacho donde realizar consultas de psicología, no estoy aquí para contarte que este camino es fácil, porque no lo es. Solo quiero compartir contigo esta sensación de liberación que produce el estar otra vez en activo y saber que dependes ti mismo y de lo que te esfuerces.

Voy a darte unos consejos y espero que pienses en ellos:

Seguramente por la mañana revisarás las ofertas de empleo, entregarás currículums, con suerte irás a entrevistas y estarás esperando LA LLAMADA. Por favor, recuerda que tu tiempo, aunque no estés trabajando, es muy valioso. Muchas veces las horas pasarán lentas, estarás triste o de mal humor, pero no dejes de intentarlo, tienes que estar al día, reciclarte. Busca cursos online gratis o cursos baratos, habla con gente, haz contactos, repasa tus apuntes, saca libros de la biblioteca, si tienes ideas, escríbelas, (no las olvides, desarróllalas), practica tus habilidades (no dejes que se oxiden), da un paseo o realiza algo de deporte para quitarte esa inquietud del cuerpo y tener la cabeza despejada y lista para cuando la necesites. En resumen, usa bien el tiempo mientras esperas esa llamada.

Te deseo mucha suerte si estás buscando trabajo, espero sinceramente que cumplas tus objetivos y te sientas pleno profesionalmente.

Si ustedes mismos o alguien que conocen necesitan los servicios de un psicólogo o coach, (también tenemos servicio de nutrición y dietética en el centro) pueden contactar aquí o llamando al 922-634-350 (también consultas vía Skype).”

Muchas Gracias al Equipo de Enbuscade por dejarme compartir mi experiencia

13 Claves para hablar en público

Oratoria

EXPONERNOS

Para empezar, el ser humano es un ser sociable, vive en grupos y nuestra supervivencia muchas veces ha dependido de cómo interactuamos entre nosotros. Por ello instintivamente tenemos respeto a hablar en público, tenemos que aceptar que nos va a suponer (por lo menos las primeras veces y luego de una forma más atenuada) una serie de sensaciones, tensión, inquietud, bloqueo, pero como otras habilidades al trabajarla y dominarla nos puede suponer grandes éxitos y ventajas.

Dicho esto, trataré de forma breve distintos puntos:

1. ¿QUIÉN ES TU PÚBLICO?

Es interesante saber que tipo de público vas a tener para enfocar la charla a los intereses de ese público. También es importante ir vestido acorde con el lugar y las personas que vas a encontrar (sin ser extravagante, tu ropa no debe eclipsar tu discurso).

2. ANTES DE SALIR

El consejo más importante, la práctica te va a dar seguridad, así que antes de hacer una exposición en público practica en casa solo o con alguien que te de información sobre cómo lo estas haciendo.

Aún así puedes llevar unas tarjetas numeradas con las ideas que quieres tratar por si en algún momento te quedas en blanco. ( Letra grande y clara, una sola cara, escuetas y de papel duro o cartón para que no se arruguen).

3. SI ESTAS NERVIOSO/Arelajate

  • Bebe agua, le trasmitirás al cuerpo el mensaje ” no hay ningún problema, tengo tiempo hasta de beber agua”, además así no tendrás la boca seca.
  • Ejercicios de respiración (antes de salir), coge aire por la nariz y suéltalo por la boca soplando lentamente (unas 5 veces).
  • Ejercicios de tensión-relajación (antes de salir), aprieta con fuerza los puños y nota la tensión 2 o 3 segundos, luego abre las manos lentamente.
  • Durante la exposición mueve las manos o camina ligeramente, es otra manera de liberar tensión del cuerpo.

4. LA ENTRADA

  • No empieces si aún no está todo preparado.
  • Saluda amablemente y agradece al público su presencia.
  • Si te están presentando mira al público, no mires al suelo aparentando modestia.
  • Intenta ser natural, las mejores charlas son como buenas conversaciones pero para más gente.
  • Al empezar los primeros 30 segundos no uses ningún material audiovisual.

Algunas formas de empezar (Por Patricia Fripp vía el blog @artepresentar):

1. Historia
2. Hecho poco conocido
3. Estadística interesante
4. Cita potente
5. Pregunta: retórica o no
6. Relación con la ocasión o lugar
7. Desafío
8. Frase sorprendente
9. Referencia a informe/programa/titulares de la empresa
10. Enlazar con el tema de la reunión
11. Afirmación o promesa valiente
12. Conexión inmediata con la audiencia: “A mí también …”
13. Recomendación en primer lugar (para presentaciones de negocios)
14. Relevancia de tu tema
15. Explicación demandada por la audiencia
16. Mencionar lo que ronda por las cabezas de los asistentes
17. Leer de una carta, reseña, informe o newsletter de la empresa
18. Transportar a la audiencia a un lugar o un tiempo diferentes: “Imaginad …”
19. Definición de diccionario de una palabra clave para el tema
20. Hacerle un cumplido a la audiencia
21. Un chiste relevante (advertencia: ¡muy arriesgado!, úsalo sólo en el caso de que sea original, de que seas de verdad chistoso y de que el chiste introduzca a la perfección el tema, en caso contrario, ¡abstenerse!)
22. Referirse a un comentario o situación anteriores en el programa
23. Recordar una fecha especial, persona o causa especiales
24. Recitar un breve poema
25. Leer la letra de una canción (podrías cantarla si de verdad sabes cantar)

Un error que hay que  evitar es empezar disculpándonos, “no se que tal lo voy a hacer”, “no suelo hacer esto”, “no me dedico a esto” porque las personas que están allí pueden pensar “¿y entonces que haces ahí?”

5. CONTACTO VISUAL

  • Habla a toda la sala, para ello puedes dividir la sala en sectores, elegir personas cuyas caras o actitud te transmitan confianza en cada sector y dirigirte a ellas.
  • Mirar a tu público es fundamental, tanto para conectar con ellos, como para saber que tal va tu presentación por si tienes que cambiar tu tono, ritmo, tema, etc.

6. MEDIOS AUDIOVISUALES

  • Al hablar no mires a la pantalla, mira a tu público.
  • No pongas texto para leer, solo pon la idea o una imagen y desarróllala.
  • No hagas cosas raras con las presentaciones. Cuanto más simple sea mejor, con un vistazo tiene que estar clara la idea.
  • No incluyas vídeos largos.
  • Lo más importante, estos medios pueden ayudar a potenciar el mensaje, aclararlo o dar una información extra, pero lo principal de la presentación es lo que aportas tú.

7. POSICIÓN

  • No balancearnos (en lugar de eso podemos caminar serenamente).
  • No escondernos detrás de la mesa (podemos situarnos junto a ella).
  • Si estamos sentados no nos quedemos rígidos, hay que intentar tener la espalda en un punto intermedio para poder jugar con el movimiento, inclinándonos para acercarnos o enderezándonos para alejarnos, y así dar énfasis en distintos puntos aunque estemos sentados.

8. GESTOS

  • Los gestos tienen que acompañar e ir al compás de las palabras, de otra manera quedan mal.
  • No meter las manos en los bolsillos o cruzarte de brazos (ten un puntero, un boli, eso ayuda).
  • Usados con habilidad pueden potenciar el mensaje y ayudar a los que no sepan qué hacer con las manos.
  • No hagas gestos forzados, se natural.

9. TU VOZ

  • El ritmo, el tono de tu voz, incluso las pausas deben relacionarse con el discurso que estás dando (no es lo mismo intentar excitar al público, que hacerlos reflexionar).
  • No hables siempre con el mismo ritmo y tono, porque la gente desconectará.
  • Has énfasis en aquellas ideas que quieres destacar.
  • Graba tu voz cuando practiques para conocerte mejor y poder trabajar en ella.

10. RONDA DE PREGUNTAS

Preguntas

  • Si no se domina el tema intentar no hacer ronda de preguntas.
  • Dejar claro el tiempo disponible para las preguntas.
  • Si nadie pregunta se puede preguntar si no ha quedado claro algún aspecto en especial para generar interés y abrir la ronda de preguntas.
  • Cuando escuches la pregunta mira al que la formula y al responder mira al público.
  • Si la pregunta no es relevante o no tiene que ver con el tema tratado se señalará esto mismo y pasaremos a otra pregunta.
  • Escucha atentamente la pregunta, no empieces a estructurar la respuesta en tu cabeza antes de que terminen de hacerte la pregunta.
  • No te andes por las ramas, da respuestas cortas.
  • Si no sabes admítelo y di “no se la respuesta, pero la buscaré se la daré”.
  • Evita el contacto visual con las personas a las que no quieres responder.
  • Cuando quede poco tiempo señala que solo habrá dos preguntas más.
  • Si algún tema se extiende o no hay tiempo para más preguntas el orador puede señalar que está disponible después de la charla para atender al público o facilitar una dirección de correo electrónico.

11. AL FINALIZAR LA INTERVENCIÓN

  • Dar las gracias mirando al público y retirarse.
  • No hay que volver al escenario para recibir más ovación, levantar los brazos en señal de victoria o hacer reverencias.
  • No hay que esperar a que terminen los aplausos, ni hacer comentarios del tipo “que buen público”, “No es para tanto”, etc.

12. CUANDO LAS COSAS NO SALEN COMO DEBERÍAN

  • Evita imprevistos de última hora comprobando el equipo (ordenador, micro, proyector, compatibilidad del archivo con el ordenador que se vaya a usar, etc.)
  • Si hay algún fallo técnico intenta rellenar ese tiempo con alguna anécdota o comentario para que no se llene la sala de conversaciones entre los asistentes. Si el problema dura mucho abandona el escenario hasta que se solucione.
  • Si la presentación es de 20 minutos intenta planearla en 16-17 por si hay alguna pregunta o percance no ir con prisas.
  • Planea una versión corta en la que no se trate algún punto por si te ves forzado a reducir el tiempo de tu presentación.
  • Planea una versión larga con ronda de preguntas, consejos, referencias, ejemplos, anécdotas, etc.
  • Si un conferenciante anterior trata un punto clave de tu charla, no pasa nada, coméntalo al público y conecta con el siguiente.
  • Anticipa las posibles críticas y lleva preparadas respuestas.
  • Si alguien interrumpe con dureza durante la intervención, hay que explicarle que se le atenderá al final. Si aún así su actitud persiste, se le invita a abandonar el lugar. Nunca hay que tener una discusión acalorada.
  • Si alguien se va en mitad de la charla o suena algún móvil no darle importancia.

13. DESPUÉS

Intenta saber que tal ha ido, escucha a la gente, si te han grabado revisa la grabación y apunta las cosas buenas para repetirlas y las malas y regulares para modificarlas.